SARTÉN O FREIDORA: añada los Crunchy directamente congelados y en pequeñas cantidades a la sartén o freidora con abundante aceite muy caliente (180º) y fríalos hasta que se doren al gusto (2 minutos). Si desea reducir el contenido de grasa del producto, escúrralo bien y colóquelo unos instantes sobre una servilleta de papel absorbente.

HORNO: precaliente el horno a 240º y disponga los Crunchy directamente congelados y preferiblemente sobre el papel de horno, en la bandeja a media altura y hornéelos durante 6-7 minutos. Si el horno es de convección, baje la temperatura a 220º. Le recomendamos dejar el producto sobre el papel absorbente durante 2 minutos antes de servir.

MERMELADA: Descongele la tarrina bajo el grifo de agua corriente.

Abrir chat
¡Bienvenido! ¿En qué te podemos ayudar?
¡Bienvenido! ¿En qué te podemos ayudar?